lunes, mayo 20

Asciende a 53 el número de muertos por el incendio en Hawai

Actualizado

El pueblo de Lahaina, ubicado en la isla de Maui, es el más afectado por el fuego

Las llamas asolan la ciudad de Maui.Ty O’NeilAP

Según los últimos datos de las autoridades, ascienden a 53 el número de personas fallecidas por el incendio forestal activo que está afectando a Hawai y particularmente al pueblo de Lahaina, ubicado en la isla de Maui.

«A medida que continúan los esfuerzos de extinción, hoy se confirmaron 17 muertes más en medio del incendio activo de Lahaina», informó este jueves por la tarde el condado de Maui a través de su página web.

La oficina había detallado por la mañana que el fuego que devasta Lahaina se encontraba controlado en un 80 %, y, según el nuevo comunicado, no ha habido cambios al respecto.

Ayer, una prospección para conocer el alcance los incendios en la isla de Maui mostró numerosos vecindarios destruidos y puntos de referencia carbonizados más allá del último reconocimiento, aumentando el número de vícimas a al menos 53.

Supervivientes de la histórica localidad de Lahaina, otrora símbolo vibrante del color y la vida isleña, han narrado episodios de la devastación de sus viviendas y de barrios reducidos a ceniza gris. «Lahaina, con algunas raras excepciones, se ha incendiado», ha dicho el gobernador de Hawái, Josh Green, a AP. «Más de 1.000 estructuras fueron destruidas por incendios que aún ardían», dijo.

Bloque tras bloque no había más que escombros y cimientos ennegrecidos, incluso a lo largo de la famosa Front Street, donde los turistas compraban y cenaban hace apenas unos días. Los barcos en el puerto se quemaron y el humo se cernía sobre la ciudad, que data del siglo XVIII y es la comunidad más grande en el lado oeste de la isla.

«El número de muertos probablemente aumentará a medida que continúen las operaciones de búsqueda y rescate», ha agregado Green, y las autoridades esperan que se convierta en el desastre natural más mortífero del estado desde que un tsunami de 1961 mató a 61 personas en la Isla Grande. «Estamos desconsolados», añadió Green.

La tienda de regalos Whaler’s Locker, de Tiffany Kidder Winn y una de las tiendas más antiguas de la ciudad, fue una de las muchas empresas destruidas. Mientras evaluaba los daños el jueves, se encontró con una fila de vehículos quemados, algunos con cuerpos carbonizados en su interior. «Parecía que estaban tratando de salir, pero estaban atrapados en el tráfico y no podían salir de Front Street», dijo. Más tarde vio un cuerpo apoyado contra un malecón.

Winn dijo que la destrucción fue tan generalizada que «ni siquiera podía decir dónde estaba porque todos los puntos de referencia habían desaparecido».

Impulsado por un verano seco y los fuertes vientos de un huracán que pasaba, el fuego comenzó el martes y tomó a Maui por sorpresa, atravesó la vegetación seca que cubría la isla y luego se alimentó de las casas y cualquier otra cosa que se interpusiera en su camino.

El número oficial de muertos de 53 hasta hoy convierte a este en el incendio forestal más mortífero en EE. UU. desde el Camp Fire de 2018 en California, que mató al menos a 85 personas y arrasó la ciudad de Paradise. Sin embargo, el número de muertos en Hawái podría aumentar a medida que los rescatistas lleguen a partes de la isla que habían sido inaccesibles debido a los tres incendios en curso, incluido el de Lahaina que estaba contenido en un 80% el jueves, según un comunicado de prensa del condado de Maui. Más de 270 estructuras han sido dañadas o destruidas, y decenas de personas han resultado heridas, algunas de ellas de gravedad.