lunes, mayo 20

Carlos III se adentra en la ruta inglesa pos-Brexit

La segunda jornada de la visita de Estado de SM el Rey de Inglaterra, Carlos III, y su esposa, la Reina Camila, confirmó este jueves la vocación europea de la diplomacia real británica.

Presentando al Rey, ante senadores y diputados, Gérard Larcher, presidente del Senado, insistió en esa dimensión esencial: «El destino del Reino Unido está íntimamente ligado a Europa».

Por vez primera en la historia, un monarca inglés se dirigía al Parlamento francés, reunido en su doble dimensión bicameral, Senado y Asamblea Nacional, y Carlos III subrayó una «tarea esencial» de la «entente cordial» franco-británica: «Francia forma parte de mi educación primera. Juntos somos una fuerza invencible. Estamos juntos, en Europa, junto a Ucrania, que vencerá contra una agresión militar injustificable en el corazón de nuestro continente». Francia e Inglaterra son las dos únicas potencias atómicas de Europa.

En el Elíseo, ante Notre Dame, en los talleres de Chanel, en el Mercado de las Flores (que fue bautizado, hace años, como Mercado Isabel II, en honor a la madre de Carlos III), ante la basílica de Sain-Denis, la bandera de la UE acompañó siempre a las banderas de Francia y el Reino Unido.

Ucrania juega un papel esencial en la aproximación británica «pos-Brexit» y el Rey de Inglaterra lo ha repetido, en Versalles, en el Elíseo, en el Senado: «Juntos, con nuestra solidaridad con el pueblo ucraniano, somos un modelo de solidaridad esencial».

Ante los trabajos de reconstrucción de Notre Dame, Carlos III recordó el puesto esencial de otro símbolo capital en la historia de Europa: «Las catedrales, símbolo de nuestros principios comunes. Notre Dame reconstruida, símbolo del pueblo francés». Una hora más tarde, en la Basílica de Saint-Denis, donde están enterrados los reyes de Francia, el Rey de Inglaterra rindió un cálido homenaje a la «unión de nuestros pueblos en un destino común».

Apenas una «duda» en la loa real a la fraternidad europea de la entente cordial franco-británica.

Francia e Inglaterra aspiran al título del Mundial de rugby que sigue su incierto rumbo. Carlos III evitó pronunciarse sobre un eventual duelo final entre Francia e Inglaterra, adoptando una posición «neutral»: «Que el mejor gane».