domingo, abril 14

El SOS de los 200 britnicos atrapados en Gaza

Actualizado

Tres semanas despus del estallido del conflicto, los nacionales del Reino Unido exigen al Gobierno que los evacue a travs del paso fronterizo de Rafah

Un padre y su hija llegan al hospital Al Shifa en la Ciudad de Gaza, el domingo.AFP
  • Contienda El «cabecilla» de poltica exterior de Hamas vive en un barrio judo en Londres
  • Protestas Antisemitismo e islamofobia libran un pulso en las ciudades europeas

Al menos 200 ciudadanos britnicos o de doble nacionalidad estn atrapados bajo los bombardeos en Gaza y algunos de ellos han lanzado desesperados un SOS directamente o a travs de sus familiares en el Reino Unido, reclamando la evacuacin urgente a travs del paso de Rafah, la nica va de escape al sur del enclave palestino, controlada por Egipto.

El Gobierno britnico ha enviado de hecho a Egipto efectivos de la Border Force ante la posibilidad de que una «pausa humanitaria» en la ofensiva blica de Israel permita la evacuacin. «Queremos ser capaces de traerles de vuelta a casa», declar el premier Rishi Sunak. «Pero es algo que no podemos hacer inmediatamente, aunque estamos listos para hacerlo en cuanto surja la oportunidad».

«Necesitamos que nuestro Gobierno nos ayude a salir de aqu, no entendemos a qu estn esperando», se lamenta en declaraciones a The Guardian el britnico Nasser Hamid Said, atrapado junto a su mujer y sus dos hijos en Jabalia, al norte de Gaza. «Hemos escuchado ya muchas veces que lo estn intentando, pero qu es realmente lo que estn intentando?».

Hamid Said, de 52 aos, viaj con su familia desde Londres al entierro de su hermana a principios de octubre, das antes de los ataques de Hamas que causaron 1.400 muertes y de la ofensiva militar de Israel que ha provocado ya ms de 6.000 muertos documentados en Gaza, segn las autoridades palestinas. «Estamos en una emergencia y temo por la vida de mis hijos», advierte desde la casa de sus familiares, donde duerme debajo de una escalera y teme quedarse sin alimentos en una semana.

Tambin en Jabalia est la familia del Faras Abuwada, que trabaja como consultor legal en Londres y que viaj con su mujer y sus cinco hijos a Gaza en septiembre. l regres slo y confiaba en traer de vuelta a la familia en octubre, cuando estall el conflicto. Desde entonces, est desesperado por poder reencontrarse con ellos y lleg incluso a viajar por su cuenta a Egipto con la esperanza de poder esperarlos en el paso de Rafah, pero las autoridades le obligaron a dar media vuelta al llegar a Arish, norte de la pennsula de Sina.

«El Gobierno ha engaado a los britnicos en Gaza», se lamenta Abuwada. «No estn haciendo nada, slo esperando a que maten a la gente».

El pasado 12 de octubre, el Gobierno britnico autoriz los vuelos para la repatriacin de sus ciudadanos o con doble nacionalidad desde Israel, tras los ataques de Hamas en los que murieron 12 britnicos. Otros seis estn en paradero desconocido, incluidas dos adolescentes, Ella y Dafna Zin, que se figuran entre las decenas de secuestrados.

En contraste, los ciudadanos britnicos en Gaza lamentan el abandono por parte de las autoridades. «La respuesta ha sido lamentable», advierte en declaraciones a The Independent Mohammed Ghalayini, vecino de Machester, que se encontraba visitando a su familia en la Franja. «Hace diez da recib un email (del Foreign Office), ni siquiera me han mandado un mensaje de texto. Otros con lo que estoy en contacto slo han recibido una llamada».

Ghalayini asegura haber perdido a 37 miembros de su «familia extendida» en los bombardeos. l mismo tuvo que desplazarse cuatro veces y sigue afincado al sur de Ciudad de Gaza, junto a otros 15 supervivientes, en un barrio «casi totalmente destrozado».

«Es obvio que no hacen mucho ruido para rescatarnos porque es ms importante su apoyo a Israel«, se lamenta Ghalayini. «Si realmente les preocupara sus ciudadanos, ejerceran su influencia, pero no lo hacen».

«El Reino Unido y los lderes mundiales estn permitiendo la muerte de civiles palestinos, incluidos nios, y pasarn a la historia como una mancha para la humanidad», declar a The Guardian un mdico britnico del Servicio Nacional de Salud (NHS) que lleg a Gaza tres das antes de los ataques de Hamas y qued atrapado con su mujer y sus tres hijos bajo los bombardeos.

«Los nios estn aterrorizados y han llegado a decirnos: ‘Dejad que nos maten para que esto acabe’«, declar el mdico, que prefiere no revelar su nombre por temor a represalias. «La casa de mis padres ha sido destruida y mi hermana est tan desesperada que ha imaginado ya el trance de que tener que buscar a sus familiares muertos e identificar sus cuerpos».

«Es como si nuestros polticos hubieran respondido a los ataques de IRA bombardeando los barrios de Belfast donde vive la poblacin civil», agreg el doctor, que ha contactado con el diputado de su distrito electoral en Gales, Geraint Davies, para elevar sus quejas a los lderes parlamentarios. «Es indignante que se aplique un rasero diferente sobre la poblacin de Gaza. No entiendo cmo se puede permitir que esto ocurra».

Desde Escocia, el ministro principal Humza Yousaf se sum a la peticin de un alto el fuego por la dramtica situacin por la que estn pasando sus propios suegros, Elizabeth y Maged El-Nakla, que viven en Dundee y viajaron a Gaza para visitar a su familia (la esposa de Yousaf, Nadia El-Nakla, es de origen palestino).

«Hemos tenido finalmente noticias de ellos», escribi Yousaf en su cuenta de X -antes conocido como Twitter- este domingo, horas despus de haber confesado su mxima preocupacin tras perder la comunicacin durante dos das. «Gracias a Dios estn vivos. Pero se han quedado sin agua potable».