lunes, abril 15

La angustiada petición de la madre de Shani Louk, la influencer alemana víctima del ataque de Hamás

El ataque sorpresa de Hamás contra Israel perpetrado desde Gaza este pasado sábado ha dejado más de un millar de muertos y miles de heridos en el conflicto, según apuntan los últimos balances. La operación de las milicias comenzó con el lanzamiento de cientos de cohetes, así como con el secuestro de soldados y civiles. Es el caso de Shani Louk, una influencer alemana que supuestamente habría sido asesinada durante uno de los ataques.

La joven, de 30 años, había viajado al país para asistir al Nova Festival, un festival de música por la paz que se celebraba muy cerca de la frontera de Gaza. Lo que no se esperaba es que el estallido de estos violentos actos acabaría finalmente con ella convertida en una víctima más y con su cuerpo siendo brutalmente exhibido en uno de los vídeos compartidos por Hamás.

Ha sido su madre, Roberta, quien se ha encargado de confirmar la identidad de la joven supuestamente asesinada, que ha lanzado una angustiada petición en un vídeo compartido en redes sociales: «Esta mañana mi hija, Shani Nicole Louk, ciudadana alemana, fue secuestrada con un grupo de turistas en el sur de Israel por Hamás palestino», comenzaba explicando la mujer.

La familia de la joven había tratado de contactar con ella después del ataque de Hamás, sin éxito. Sin embargo, no fue hasta horas más tarde cuando consiguieron identificarla gracias a un vídeo emitido por Hamás en el que se puede ver a Shani acostada boca abajo y rodeada de milicianos armados gritando ‘Allahu Akbar’ («Dios es grandioso»). Sus familiares pudieron reconocerla fácilmente por sus rastas y sus característicos tatuajes.

 «Nos enviaron un vídeo en el que se podía ver claramente a nuestra hija inconsciente en el coche con los palestinos y ellos conduciendo por la franja de Gaza», confirmaba su madre en referencia a las imágenes emitidas por el grupo palestino. Así, llena de dolor y mostrando una imagen de su hija a cámara, Roberta mandaba una desesperada petición: «Les pido que nos envíen cualquier ayuda o cualquier novedad. Muchas gracias».

La familia mantiene la esperanza de encontrar a la joven con vida aún, tal y como confirmaba su primo, Tom Weintraub Louk, en declaraciones para el diario ‘Washington Post’. «Hamás es responsable de ella y de los demás», recordaba el familiar de Shani al medio estadounidense.

Antes de ser secuestrada y presumiblemente asesinada por Hamás, Shani Louk había viajado hasta Israel para asistir a un festival por la paz, situado en medio del desierto y cerca del Kibbutz Urim, en el sur de Israel. Esta fiesta, que se celebraba en un lugar muy próximo a la franja de Gaza, se vio interrumpida por el ataque de Hamás.

Los vídeos compartidos en redes sociales de lo sucedido muestran cómo los asistentes huyen en coche y a pie de la zona tras la llegada de los terroristas armados: «Oímos disparos y comenzamos a huir al instante. Todavía estamos escondidos», aseguraba uno de los asistentes al ‘Jerusalem Post’.

Aunque las fuerzas de seguridad israelíes se habrían encargado de escoltar a algunos de los asistentes hasta una base cercana para garantizar su seguridad, decenas de espectadores siguen desaparecidos. La preocupación en torno al número de posibles víctimas que podría haber dejado este ataque en el festival sigue creciendo.