domingo, abril 14

Los lderes golpistas en Nger juzgarn al presidente depuesto por «alta traicin»

Actualizado

Si es declarado culpable, Mohamed Bazoum podra ser condenado a la pena de muerte

El presidente nigeriano derrocado, Mohamed Bazoum, en febrero de 2023.MICHEL EULERAP
  • PRIMER PLANO Desde el uranio hasta el terrorismo: el polvorn de Nger pone en aprietos a la UE

Los soldados amotinados en Nger anunciaron el lunes que juzgarn al presidente depuesto, Mohamed Bazoum, por «alta traicin» por sus intercambios con jefes de Estado extranjeros y organizaciones internacionales, y socavar la seguridad del estado, horas despus de decir que estaban abiertos al dilogo con los pases de frica Occidental para resolver la creciente crisis regional.

Si es declarado culpable, Bazoum podra ser condenado a pena de muerte, segn el cdigo penal nigerino.

En su anuncio el domingo por la noche en la televisora estatal, el vocero y mayor general Amadou Abdramane dijo que el rgimen militar ha «reunido las pruebas necesarias para procesar ante autoridades internas y nacionales competentes al presidente depuesto y sus cmplices locales y extranjeros por alta traicin y por socavar la seguridad interna y externa de Nger».

Segn el anuncio, polticos de alto nivel de frica Occidental y «sus mentores internacionales» han hecho afirmaciones falsas y amenazado con descarrilar una solucin pacfica a la crisis para justificar una intervencin militar. La junta indic que Bazoum estaba acusado tras sus conversaciones con esas personas. El comunicado no identific a pases occidentales concretos ni fij una fecha para el juicio.

Bazoum, el presidente elegido de forma democrtica en el pas, fue derrocado por miembros de su guardia presidencial el 26 de julio y lleva desde entonces bajo arresto domiciliario con su esposa y su hijo en el complejo presidencial en la capital, Niamey.

Personas cercanas al presidente y de su partido en el gobierno dicen que se les ha cortado la electricidad y el agua corriente y se estn quedando sin comida. La junta rechaz esos reportes el domingo y acus a los polticos de frica Occidental y socios internacionales de alimentar una campaa de desinformacin para desacreditar a la junta.

Est creciendo la presin internacional sobre los golpistas para que liberen y reinstauren a Bazoum. Inmediatamente despus del golpe, la Comunidad Econmica de Estados de frica Occidental (Cedeao) dio a los amotinados siete das para reinstaurarle en el poder bajo amenaza de fuerza militar, aunque ese plazo pas sin acciones de ningn bando.

La CEDEAO orden la semana pasada el despliegue de una fuerza «de reserva», aunque an no estaba claro cundo entrara en el pas, si es que lo haca. El Consejo de Paz y Seguridad de la Unin Africana se reuna el lunes para abordar la crisis y podra revocar la decisin del organismo regional si considera que una intervencin amenaza la paz y la seguridad del continente en su conjunto.

Mientras pasaba el tiempo, creca la incertidumbre en medio de mensajes contradictorios sobre las negociaciones con la junta.

El domingo por la noche, antes de que los militares acusaran a Bazoum de traicin, un miembro del equipo de comunicacin de la junta dijo a la prensa que el rgimen haba autorizado las conversaciones con la CEDEAO en los prximos das. Ese mismo da, un equipo de mediacin de eruditos islmicos de la vecina Nigeria que se haba reunido con la junta durante el fin de semana dijo que el rgimen estaba abierto a negociar con la CEDEAO.

Los intentos previos de la organizacin regional de hablar con la junta haban fracasado, y sus delegaciones no haban recibido permiso para entrar en el pas.

En las semanas desde el golpe los militares sublevados se han atrincherado en el poder, nombrado un nuevo gobierno y avivado el sentimiento anti francs contra su antigua potencia colonial para recabar apoyos entre la poblacin. Eso ha creado un ambiente tenso para los que se oponen a la junta, as como para muchos periodistas y extranjeros.

Tambin se ha incrementado la violencia yihadista. Nger estaba considerada por naciones occidentales como nico de los ltimos pases democrticos en la regin del Sahel con el que podan colaborar para combatir la violencia yihadista asociada a Al Qaeda y el grupo Estado Islmico. Francia, Estados Unidos y otros pases europeos han dedicado cientos de millones de dlares a reforzar el ejrcito nigerino. Desde el golpe, Francia y Estados Unidos han suspendido sus operaciones militares en el pas.