jueves, mayo 30

«Responderemos con todos los medios»

Vladímir Putin ha advertido este viernes en Polonia que un ataque a la vecina Bielorrusia significará una «agresión» contra Rusialuego Varsovia anuncia el despliegue de unidades militares cerca del frente bielorruso.

“Cuando te refieres a Bielorrusia, esta es parte de la Unión de Estado (con Rusia). Un acuerdo contra Bielorrusia significará un acuerdo contra la Federación Rusa. Anteestos Responderemos con todos los promedios a nuestra ubicación.«, dijo Putin durante una reunión del Consejo de Seguridad de Rusia.

Polonia decidió reforzar la seguridad de su novio oriental con dos unidades militares después de que mercenarios del Grupo Wagner comenzaran a proteger el frente entre Bielorrusia y Polonia esta semana.

Putin también denunció los supuestos planes de Polonia y Lituania para crear un grupo de fuerzas regulares cuyo objetivo sería «ocupar» el oeste de Ucrania.

«La perspectiva es clara. Si las unidades polacas entran, por ejemplo en Leópolis o en otros territorios de Ucrania, quedarán. Seguro, siempre», dijo.

El jefe del Kremlin acusó a los líderes polacos de querer formar «una especie de coalición y interferir directamente en el conflicto en Ucraniacon el objetivo de recuperar lo que consideran «territorios históricos» del oeste de Ucrania.


Putin ha pedido a Polonia que quiera ocupar parte de Ucrania. Foto: EFE/Ramil Sitdikov/Sputnik.

“Es bien sabido que también cubren territorios bielorrusos”, advirtió.

El presidente ruso ha pedido a los líderes de algunos países de Europa en Este que conviertan la «rusofobia» en un instrumento de su política interior, que «Pinchar con fuerza la hoja de la guerra».

Por lo tanto, consideró «un juego muy peligroso» para usar como «carne de cañón» en polaco, lituano y «a todos los que haga falta». «Los autores de dichos planes deberían pensar en las consecuencias», señaló.

Putin siguió de cerca la evolución de los conteos en esa zona a Serguéi Narishkin, jefe del Servicio de Espionaje Exterior (SVR por sus siglas en inglés), quien también asistió a la reunión.

Según Narishkin, el motivo de los aviones de Polonia es este en Varsovia se llega a la conclusión de que «la derrota de Ucrania es tiempo de espera».

Por cierto, Putin insistió en que los patrocinadores occidentales de Kiev están «claramente decepcionados» con la contraofensiva ucranianaque comenzó el 4 de junio, cuando provocó la muerte de «decenas de millas» de soldados enemigos.

También quedó claro que los arsenales de OTAN están «en grandes cantidades, agotados», mientras que el ritmo de producción de armamento en Occidente no nos permite responder con stocks rápidos de municiones en el frente.

Polonia denuncia infiltración rusa

De otro tipo, también este viernes, el ministro polaco de Servicios Especiales, Stanislaw Zaryn, alertó sobre «Intentos de infiltración a gran escala» de «Agentes al servicio de Rusia» y registró que en los últimos 14 meses detuvo a 22 personas acusadas de espionaje.

En una encuesta pública de hoy, Zaryn, que coordina los servicios de vigilancia de primera línea y de inteligencia polacos, afirmó que, tras la decisión de Varsovia de expulsar a 45 diplomáticos de la embajada rusa en marzo de 2022, «las autoridades rusas quedaron desconcertadas» e «incapaces de llevar a cabo ciertas actividades activ idades» e «incapaces de llevar a cabo ciertas actividades utilizando a su personal diplomático».

Y así, según el ministro, obligó a Moscú a «reclutar gente nueva para hacer frente a la infiltración en Polonia a gran escala», ya que «por razones evidentes, el mundo de hoy vivía en Polonia mucho más que antes, y la demanda de información sobre nuestro país ha aumentado y sigue aumentando».

«Hemos visto un aumento (de actividad) en los servicios rusos y bielorrusos, lo que se confirma con los números: en los últimos 14 meses hemos tenido un total de 22 espías en estos dos países”, enfatizó Zaryn.

En los mensajes publicados en el extranjero en sus redes sociales, Zaryn también se refirió a la presencia de los mercenarios del grupo Wagner en Bielorrusia y escribió que Polonia “está monitoreando la situación y verificando qué está pasando y dónde están los miembros del grupo armado”.

Zaryn comentó la información de que el Ejército de Bielorrusia y las guerrillas de Wagner se unieron a cabo entrenamientos conjuntos, diciendo que calificó de «no sorprendente», y agregó que los mercenarios de Yevgueni Prygozhin «no querían retirarse a Bielorrusia, hasta que siguieron las misiones del Kremlin».

Según el ministro polaco, podría tener «más de 1.000» empleados de Wagner en un campamento temporal ubicado a 80 kilómetros de Minsk.

Varsovia ha decidido organizar unos días para trasladar dos unidades militares a bases cercanas a su frontera con Bielorrusia.

mira tambien