lunes, mayo 20

El combustible sigue sin ingresar a Gaza y los médicos tienen que elegir a quién dejan morir

¿Qué pasa en el interior de Gaza? Los medios de comunicación, las organizaciones internacionales, las ONGs y las fuentes palestinas brindan un escenario de devastación y pilas de muertos, cifras que en ocasiones son difíciles de comprobar cuando vienen de las manos de Hamas, la organización que asesinó a 1.400 israelíes de en un puñado de horas y de maneras inimaginables, el 7 de octubre.

El resto de las fuentes, como Acnur o Médicos sin Fronteras, coinciden en sus relatos de devastación, angustia, hospitales que no dan abasto, una enorme cantidad de niños palestinos muertos y la falta de insumos.

Un niño palestino es examinado en un hospital de Gaza. Foto: MOHAMMED ABED / AFP

Las imágenes que llegan desde las agencias de noticias también son evidencia de la devastación que dejan los bombardeo israelíes que desde el 7 de octubre no han cesado y han barrido manzanas enteras en Gaza.

Gaza es una las regiones más densamente pobladas del planeta (dentro de la ciudad de Gaza, la densidad de población supera las 500 personas por cada 100 metros cuadrados en muchas zonas, según datos de la Comisión Europea).

Con lo cual un bombardeo aéreo contra un blanco específico puede dejar un tendal de víctimas que no necesariamente tenían que ver con el objetivo elegido: esas víctimas son civiles que no tienen donde ir porque la Franja está bloqueada. Nadie entra. Nadie sale. Por orden de Israel.


gaza-puntos-de-salida

Los heridos han abarrotado los hospitales que sin combustible están dejando de funcionar.

El alto comisionado de la ONU para los refugiados (Acnur), Filippo Grandi, urgió este jueves a proveer de todos los recursos necesarios a la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (Unrwa), ante la amenaza de que tenga que parar sus operaciones en Gaza inminentemente por el agotamiento de combustible.

«La Unrwa debe obtener los recursos que necesita, porque no sólo es un salvavidas para miles de personas, sino que también representa uno de los últimos jirones de humanidad en medio de la devastación«, dijo Grandi en un breve mensaje publicado en su cuenta de X.

Recordó que lo que está haciendo la agencia de la ONU y todos sus empleados y voluntarios «en Gaza devastada por la guerra es nada menos que heroico«.

La Unrwa alertó que «las operaciones humanitarias en Gaza pueden verse obligadas a detenerse esta noche si no se entrega combustible en la Franja».

Organismos internacionales como la ONU o la Unión Europea, ONGs y los gobiernos de numerosos países han solicitado un incremento del acceso de la ayuda humanitaria para Gaza.

Una de estas organizaciones es Médicos Sin Fronteras que viene avisando día tras día la situación desesperante en la que sus cirujanos deben atender a los heridos, en especial niños, a los que amputan sin anestesia por que no hay más drogas.

Médicos realizan un amputación a un niño de 9 años sin anestesia y en el piso en el hospital de Al Shifa, en Gaza. Foto: MSFMédicos realizan un amputación a un niño de 9 años sin anestesia y en el piso en el hospital de Al Shifa, en Gaza. Foto: MSF

Irene Huertas, coordinadora de MSF en Cisjordania habló el miércoles sobre la situación en Gaza y su relato es desconcertante. Cuenta que los médicos han llegado al punto de tener que elegir a quién salvar y a quién dejar morir. Relata el caso de cirugías «muy dolorosas» que deben hacerse sin anestesia.

Un colega suyo había relatado el martes, el caso de un niño de 9 años al que tuvo que amputarle un pie en el piso del hospital de Al Shifa («porque nuestro quirófano estaba lleno») sin anestesia y frente a la mirada horrorizada de la madre y la hermana adolescente que también llegó herida y en silla de ruedas al hospital y era la próxima en ser atendida en las mismas condiciones.

El ingreso de combustible

Lo que las organizaciones internacionales y las ONGs reclaman es el ingreso de combustible para los generadores eléctricos, necesarios para mantener hospitales, plantas potabilizadoras de agua y otras infraestructuras civiles básicas.

Según Huertas, sin agua, el nuevo peligro son las infecciones, que son fatales para los heridos. Infecciones, dijo, que en otro escenario, «serían evitables».

La Unrwa, además, denunció que sin combustible es imposible distribuir la ayuda humanitaria que está accediendo a Gaza a cuentagotas a través del paso fronterizo de Rafah, que conecta el enclave con la península del Sinai egipcio y es el único cruce que no está controlado por Israel.


egipto-gaza-rafah

Este jueves, un convoy de ayuda humanitaria compuesto por 12 camiones entró por el paso egipcio de Rafah, cargado de suministros de emergencia médica y medicamentos, pero sin combustible, confirmaron a EFE testigos sobre el terreno.

Se trata del quinto convoy que entra desde el pasado sábado, cuando Israel permitió la entrada de la ayuda humanitaria a través de Egipto para los habitantes de la Franja de Gaza, y con los camiones de hoy ya son 74 los que han entrado en los últimos cinco días: 20 tanto el sábado como el domingo; 14 el lunes y otros 8 el martes.

Redacción Clarín con información de agencias y MSF